NO DESCUIDAR EL TEMPLO


[LEEMOS] NEHEMIAS 6 AL 10

[MEDITEMOS] NEHEMÍAS 10

“… de este modo nos comprometimos a no descuidar el templo de nuestro Dios [verso 39].

No hay otra forma de demostrar el interés por el templo de Dios que, mediante acciones. Dice el texto: “de este modo”. ¿De qué modo se comprometieron? Atrás se ve puntualmente porqué se comprometieron, v29: “a vivir de acuerdo con la ley que Dios […] y a obedecer todos los mandamientos, normas y estatutos de nuestro Señor”.

El lenguaje para que el reino de Dios avance en el antiguo testamento era el templo. Por esto, este pueblo que había nacido en Babilonia, lejos del templo [que es y representa todo lo relacionado con la voluntad de Dios], entienden que vivir lejos de la Ley es vivir lejos de Dios. Entienden y se comprometen a que no suceda de nuevo un exilio: el abandono de Dios por un tiempo.

Regresar no fue fácil, las cosas parecen más sencillas de lo que son, pero se tuvieron que unir varios caminos cruzados dirigidos por la providencia de Dios. Nehemías, un copero del gran rey del imperio. Esdras y Zorobabel, dirigentes de un primer gran grupo que regresó, experimentaron cómo Dios provee los recursos cuando se le obedece. De una manera inimaginable se consiguieron el dinero, los materiales y todas las condiciones para que este pueblo lejano al templo, pudiera reconciliarse con Dios.

En este tiempo de pandemia, de una manera hemos sido separados de la congregación. Hemos experimentado una vida distinta. No adoramos en el miismo lugar. No tenemos comunión ni partimiento del pan. No oramos hombro con hombro. De cierta manera,estamos experimentando un mini exilio del “templo” [de la iglesia congregada]. Sabemos que la iglesia no es el lugar en que se reúne, pero no podemos negar que si es parte esencial de ser iglesia.

Por esto, debemos reflexionar acerca de nuestro compromiso con “el templo de Dios”, o en nuestro lenguaje, con el reino de Dios. Hemos fallado en distintas áreas como iglesia, especialmente en el seno de las familias y de la individualidad. Ya que, no solemos tener iniciativa para comprometernos día a día con el reino: no lo buscamos primeramente.

¿No será este tiempo, un tiempo diseñado por Dios para que nos volvamos a él con una fuerza extra? ¿No será el momento de comprometernos a cumplir verdaderamente sus mandamientos? ¿En deleitarnos profundamente en su Ley?

[ORAMOS]

Señor, ayúdanos a ver nuestra debilidad. Ayúdanos a entender tus propósitos detrás de cualquier cosa mala que nos suceda, incluso de planes perversos de tus enemigos. Enséñanos la humildad para reconocer que te hemos fallado una y otra vez, por lo cual experimentamos de vez en vez “exilios” pues tú habitas en santidad, y nosotros a veces permanecemos en la suciedad. Que como aquel pueblo, podamos comprometernos puntualmente con tu reino. Así sea.
#GimnasioEspiritual | Ps. Jonathan García.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close