Las “nuevas” solas necesarias | Día 5


Paseándome por el facebook encontré este post de un amigo, me gustó y le pedí permiso para publicarlo. Las palabras, el sentido y el uso contextual son responsabilidad del autor, No necesariamente representa mi perspectiva ni opinión, pero vale la pena “escucharle”.

IGLESIA VIGENTE [Título original]

Por Ulises Oyarzún

Los reformadores protestantes se movieron en un entorno donde la teología y la filosofía eran las ciencias madres desde donde se especulaba sobre el mundo y el hombre. Muchos de estos reformadores se decidieron a romper con bloques teológicos medievales que arrastraban el “saber” hacia atrás. Eran fuerzas que deseaban mantener el mundo tal como estaba. Fijo en tradiciones inamovibles.

Las reformas trajeron la posibilidad de mirar hacia adelante. De hecho hay varios estudios que dicen, que tanto el humanismo, la economía capitalista, las artes y el acceso al saber. Movimientos como la ilustración y el renacimiento, tuvieron su Big bang en los enclaves culturales y políticos post reforma.

El piso cultural que en buena parte vivimos hoy, se lo debemos a toda esos creyentes que decidieron hacerse preguntas valiosas sobre la contingencia de su propio entorno. Pregunta teológicas, políticas, económicas, culturales y sociales.

Hoy, para la iglesia occidental, el escenario sigue siendo convulsionado, pero a diferencia del siglo 16, no somos materia de opinión.

Las tesis de Lutero clavadas en la puerta de la catedral retumbaban hasta en la barbería del barrio.

Hoy ya no sucede lo mismo. Con decir, que en 1870 cuando Víctor Manuel II declara Roma como posesión del reino Italiano, dejando al Papado recluido en el Vaticano. Este, de forma desesperada instala el dogma de la “infalibilidad Papal”, cosa que no tuvo ningún efecto en ningún ámbito de la sociedad italiana. Pasó indiferente en la realidad política de su tiempo.

Unas décadas después, en 1917, Benedicto XV propone La Paz en medio de la Primera Guerra Mundial. Solicitud totalmente ignorada en la comunidad mundial. Y no solo fue un tema de católicos. El panorama post guerras mundiales en Europa, fue allanando el camino para sociedades laicas.

Los tiempos en que la iglesia y su clero eran escuchados pasó a la historia.

Sola Fe
Sola Gracia
Sola Escritura
Solo Cristo
Solo a Dios Gloria

Según los amantes de este momento histórico en el siglo 16, esto nos quedó de la Reforma. Una síntesis tan llena de Luz. Pero el peligro hoy para un sector del protestantismo occidental, es justamente el peligro que vieron los Reformadores en su tiempo, quedarnos aferrados a moldes teológicos y filosóficos del pasado.

Defenderlos férreamente y olvidar las preguntas que se hace el mundo en el presente.Aunque no es muy conocida como estos 5 principios, muchos sostienen que hay un sexto horizonte de referencia de la Reforma.

Un iglesia siempre reformándose.

Y en este sentido, quizás haría bien preguntarse cuáles serían las otras “solas” que hoy necesita proponer la iglesia. (Sin dejar las anteriores) Esa iglesia parada en siglo 21.

Para no caer en el mismo error de la escolástica contemporánea a Lutero y Calvino. Tan añeja y sin respuestas para aquel mapa humano del 1500 , quizás es bueno hacerse esa pregunta.

Cuales serían las otras “solas” que necesita apropiarse la cristiandad occidental, para volver a ser una voz de la conciencia en el clima de un mundo descristianizado, polarizado, contaminado, individualista y globalizado.

Quizás podríamos acércanos a esto:

Sola paz
Solo una iglesia constructora de paz, puede ser profética en una cultura del odio y discriminacion.

Sola humildad
Solo una iglesia dialogante con aquellos que no creen como nosotros, puede ser una iglesia humilde, que se asume una voz que aporta dentro del mundo, pero no la única voz, ni la más importante para la complejidad de los problemas humanos.

Solo perdón.
Solo una iglesia que pida perdón por su arrogancia, podría quizás tener una oportunidad nueva de ser escuchada por aquellos que han visto en demasía, la distancia entre nuestro discurso y nuestras obras.

Sola Creación
Solo una iglesia promotora de una cultura ecológica, puede compartir el shalom de Dios para las generaciones que vienen.

Solo servicio.
Solo una iglesia que sirva al mundo sufriente.
Siendo diáconos de Dios con los más golpeados de la sociedad, será una comunidad que se encuentre con ese Cristo que solo se hace presente a través del rostro del pobre y el excluido.

Sola esperanza
Solo la esperanza de la manifestación definitiva de Dios sobre el mundo, debiera ser nuestro combustible de resistencia, frente a las fuerzas de decadencia y autodestrucción que golpean tan fuerte hoy al hombre. Oscuridad que hunde al hombre moderno desde dentro de sus ser, hasta sus expresiones sociales y culturales.


Ser una iglesia que comparte esperanza, que habla de la esperanza, que construye la esperanza y que espera activamente a su Salvador. Es una iglesia sin miedos, pacifica, profética y vigente en su buena y nueva noticia.


OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS.

  • Día 1: La reforma protestante.
  • Día 2: John Wyclif: Grandes diferencias entre Protestantes y Católicos Romanos.
  • Día 3: ¿De qué protestaron los Protestantes?
  • Día 4: El cristianismo no comenzó en el siglo XVI.

5 comentarios sobre “Las “nuevas” solas necesarias | Día 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s