LA013 Necesitamos familias

13. Necesitamos familias llenas del Espíritu | #LF


►13. Necesitamos familias llenas del Espíritu

■ Casa de Oración Rancho Nuevo | 16 de Marzo de 2014 | Jonathan J. García | #LF

Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido (Efesios 5.33)».


►Extracto:

Vimos claramente que no hay fórmulas mágicas para aspirar a tener una vida llena del Espíritu. ¿Cómo ser guiados por el Espíritu? ¡Conocer su Palabra y todos sus mandatos! ¡Prestarle atención! ¡Ser sensibles a ellos y luego obedecerlos! ¡Obedecer la Palabra de Dios! El Espíritu Santo se alegra cuando cualquiera de nosotros toma una palabra de las Escrituras y la aplica en la práctica, cuando le permitimos gobernar nuestras decisiones, nuestras acciones y todo nuestro comportamiento.

¿Y porque tanto énfasis en esta vida en el Espíritu? ¿A dónde conduce? Sin duda a que el fruto del Espíritu sea manifestado en nosotros. A eso nos lleva el estar siendo llenados de Dios, de su palabra, de su presencia; momentos emocionantes, momentos sensibles, a la obediencia, a la fe, al amor, la templanza, el gozo, la mansedumbre, la paciencia… a todo lo bueno y lo agradable a Dios. Pablo nos enseña inmediatamente después del mandamiento “… continúen siendo llenados con el Espíritu”, los resultados de esa vida. Y los resultados de esa llenura, es una respuesta de Dios también, ¿cuál es la solución de Dios a los problemas de la vida? Siendo llenos del Espíritu, y continuar siendo llenados de Él. Esta es la respuesta de Dios a todos los problemas de la vida.

Dios no nos ha dejado sin recursos, como diciendo: ‘… yo hice mi parte, ahora les toca a ustedes; yo conseguí su salvación, ahora arréglensela como puedan y vivan la vida que yo deseo’. ¡No! Dios nos ha dado su Espíritu, que ahora mora en nosotros, y veíamos la semana pasada, que esa morada, es el triunfo del cristiano; porque separado de mí —dijo Jesús— nada pueden hacer. Jesús mismo dijo que el Espíritu tomaría su lugar para capacitarnos en su voluntad; guiándonos, enseñándonos y llenándonos con poder para ir y ser testigos a todos los rincones de la tierra.

¿Se dan cuenta que todo nos lleva a lo mismo? Si somos llenos de su Palabra tendremos familias bíblicas; esposos que aman a su esposas, como Cristo amó a la iglesia; esposas que se sujeten como a Cristo, así también a sus esposos; hijos obedientes a los padres; padres que traten con sabiduría a sus hijos, y trabajadores que se comporten en sus trabajo con excelencia: como si lo hicieran para Dios. Eso abarca todos los estratos sociales, la familia es el núcleo de la sociedad. Y simplemente no se puede contagiar a un país, si las familias están partidas, si ni si quiera hay amor entre ellas.

Necesitamos familias llenas del Espíritu para tener una iglesia avivada. Necesitamos iglesias avivadas para impactar colonias, y así, que el evangelio del reino vaya creciendo: Todo comienza en la familia.

Entonces, el primer signo de una vida llena del Espíritu es el gozo y el agradecimiento, como vimos al principio de este sermón: cantando alabanzas con el corazón, siendo agradecidos en todo. Después, otro síntoma inmediato de la llenura del Espíritu es el sometimiento. Esta es la clave para saber cuándo una persona ha llegado a cierta madurez: sometimiento, una palabra que no gusta mucho; es mejor decir, yo predico, yo evangelizo, yo profetizo, yo ministro, que decir, yo me someto.

Efesios 5. 21Someteos unos a otros en el temor de Dios.

Las consecuencias de abandonar ese mandamiento de ser llenos del Espíritu en las familias cristianas, es lo que vemos: cristianismo ligero, cristianismo sin Cristo, sin pasión, y lleno de apatía e incapacidad. Debemos volver a las raíces, si queremos buscar la gloria de Dios. No hay algo nuevo, Dios ya habló sobre su diseño y propósito para el hombre, y para el creyente. Y es nuestro mandamiento: continuar siendo llenos del Espíritu.

Ahora, después de varios sermonesñ lo veo más claro, el estilo de vida del mundo es totalmente opuesto a la vida llena del Espíritu… Egocentrismo contra el buscar el bien de los demás; autonomía contra el sometimiento; llenarse de entretenimiento —TV, Internet, cine— contra llenarse de la Palabra; relaciones sexuales sin compromiso contra un pacto para siempre en el matrimonio. ¿Qué escogemos? Lo fácil. Lo fácil y barato.


►Descargar archivo

Para descargar el archivo en formato pdf o mp3 da click derecho en el enlace’ y da “guardar enlace”, “guardar destino” o “save tarjet as”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s