¿Mis propósitos de año nuevo?


 #Especial ¿Mis propósitos de Año Nuevo?

6 de Enero de 2013, Casa de Oración Rancho Nuevo, J,j García

(Audio Descargar)

Salmo 138.8 Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos.

Cada inicio de año escuchamos por todos lados a personas con la buena costumbre de plantearse metas, retos y/o propósitos. Por otro lado unos reniegan y hasta critican que se esperen hasta el año nuevo para proponerse cosas. Ni una ni la otra cosa está para criticarse; uno puede iniciar un reto a medio año o al principio, lo importante es perseverar, es llegar a esa meta u objetivo. Hay de todo en estos propósitos; desde bajar de peso, comprar casa, casarse, un auto, novia, un mejor trabajo, etc., muy buenos propósitos por cierto, casi todos quieren algo “mejor”, y escuchas a tus amigos y familia desearte “lo mejor”. ¿Qué tendrán en mente cuando te desean lo mejor?

Es fácil identificar según la personalidad de cada uno que es lo que desea, dice un evangelio “Dónde está tu corazón allí está tu tesoro”. Así de sencillo aquello que más amamos, es en lo que más pensamos y aquello que más pensamos, es aquello de lo que más hablamos. Unos hablan de fútbol  otros de dinero, de viajes, autos, instrumentos, ropa, celulares, mujeres, hombres, y un largo etcétera. ¿Qué es lo que más deseamos este año que empieza? ¿Deseas mejorar  en qué? ¿Cuáles son tus propósitos?

Insisto que es mejor tener un plan y no cumplirlo del todo, que no tener nada; por lo menos te esforzarás un tiempo en lograr esa meta, quizá te derrotes pronto, quizá no puedas; pero para todo hay un comienzo. Y el comienzo para hacer algo, es primero proponérselo. Con esto en mente quiero compartirles un tema, pero sobre todo un sentir que hay en mi corazón para esta iglesia y familia.

Eh divido este tema en tres sencillas partes: 

  1. I.              Definiciones

  2. II.            Mis propósitos y los de Dios.

  3. III.           Escojamos lo mejor.

 I. Definiciones

La palabra española «propósito» es la traducción de una amplia variedad de palabras hebreas y griegas usadas en las Escrituras.

Propósito:āmar en 1 R. 5:5 y 2 Cr. 28:10, «haber determinado». Primariamente a una meta establecida por decisión (Jue. 5:16; 2 R. 12:17; Ro. 1:13; 2 Ti. 3:10); o podría referirse al acto mental por el cual se elige esta meta o se decreta (Dn. 1:8; Hch. 11:23; Lm. 2:8 «determinó».[1]

Entonces la palabra propósito en la biblia significa “haber determinado”, “establecer o elegir una meta por decisión propia”.

Propósito[2]

(Del lat. proposĭtum).

1. m. Ánimo o intención de hacer o de no hacer algo.

2. m. Objeto, mira, cosa que se pretende conseguir

Tenemos pues mucho tela de donde cortar. En nuestra vida hay muchas cosas importantes, muchas cosas en las que es bueno plantearse retos y propósitos. En el estudio por ejemplo, tener una carrera profesional, es definitivamente uno de los mejores propósitos en esta vida; nos ayudará a vivir más tranquilamente, a tener que comer, compartir con los demás. A veces los adolescentes o jóvenes no se dan cuenta de esto y abandonan antes de tiempo. Tocar un instrumento, muy bueno también, o iniciar un negocio propio, esto y más son de los propósitos que nunca pueden faltar en las personas que desean crecer y tener estabilidad en este mundo pasajero.

Esto nos lleva a nuestro segundo punto,

 II. Mis propósitos y los de Dios

Nos damos cuenta que hay cosas fundamentales que no pueden faltar, que no podemos olvidar por nuestro bienestar físico o mental. Les animo a proponerse alimentarse mejor, hacer algo de ejercicio; quizá buscar que tu negocio crezca, o estudiar más y más. ¿Cuáles son mis propósitos? ¿En que se basa el hombre para decidir qué hacer o dejar de hacer?

Un buen texto hablando de peticiones a Dios:

Salmo 37:4 Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Dice un dicho: “El infierno está lleno de buenas intenciones”. Y cuantas veces nos hemos aferrado a cosas, personas, trabajos y demás que con claridad se ven que no entran en el plan de Dios. Aunque tengamos buenas intenciones, sí esa petición, ese propósito es nuestro y no de Dios, déjenme decirles que lo único que pasará es que sufriremos, porque ¿Quién puede tener un mejor camino que el de Dios?¿Quién puede aconsejarle? Sí Dios te dice por aquí ¿Por qué pensamos que irnos por allá será mejor?

¿Para tomar una decisión o un propósito que haremos? Un consejo frecuente por allí nos dice “Escucha a tu corazón”. ¿Qué hay de ese consejo? A veces el mundo tiene buenos consejos, pero para cosas del mundo. ¿Qué es lo que desea el hombre sin Dios? ¿Dónde está su corazón?

1 Pedro 1. 13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; 14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;

Claramente Pedro hace una distinción en nuestra vida, antes y después de Cristo; no se amolden a los deseos del mundo. ¿Qué desea el mundo?

1 Juan 2. 15 No sigan amando al mundo ni a lo que hay en él. Si alguno ama al mundo es porque no tiene el amor del Padre. 16 Esto es lo malo del mundo: querer complacer los malos deseos; dejarnos atraer por lo malo que vemos y sentirnos orgullosos de lo que tenemos. Pero nada de eso viene del Padre, sino del mundo. 17 El mundo está llegando a su fin junto con los deseos que hay en él; pero el que hace lo que Dios quiere, vive para siempre.

Entonces es peligroso  dejarse llevar por el corazón; además de que cuando muchos dicen que escuches tu corazón se refieren a lo que “sientes” o lo que te “emociona”; y según la biblia el corazón es mucho más que sentir; es el centro de la personalidad de cada uno; en el corazón se encuentran ciertamente nuestras emociones, nuestro intelecto y nuestras decisiones. 

Jeremías 17. 9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Lamento contradecir el dicho: “En el corazón no se manda”. Pero el entendimiento debe ir por encima del sentimiento, y las decisiones se deben hacer con el entendimiento por delante y no con el sentimiento; el hombre que es gobernado por el sentimiento está condenado a los caprichos del mismo. La biblia esta advirtiendo “engañoso es el corazón”, más que todas las cosas, y perverso.

¿Sentimentales o sensibles? ¿Cristianos sentimentales o sensuales (de los sentidos), o cristianos sensibles a Dios? Déjenme explicar más afondo eso de “En el corazón si se manda”.

¿Qué es un cristiano sensual o sensible? Un diccionario define sensual como “perteneciente a los sentidos u objetos sensibles: altamente susceptible por los sentidos”. El cristiano sensual es el que vive por los sentimientos más que por su entendimiento de la Palabra de Dios. El cristiano sensual no puede ser movido al servicio, la oración, o el estudio a no ser que él “tenga ganas”. Su vida cristiana es solamente tan efectiva como la intensidad de los sentimientos en ese momento. Cuando experimenta la euforia espiritual, es un remolino de actividad divina; cuando está deprimido, es un incompetente espiritual. La biblia está dirigida principalmente a la mente, no exclusivamente pero sí primariamente. Los sentimientos son una respuesta a lo que la mente entiende que es verdad. ¿Cómo sentimos este pasaje?

Juan 16. 33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

El bostezo no es una respuesta apropiada. Podemos sentirnos animados porque entendemos que Cristo ciertamente ha vencido al mundo. Eso estremece nuestras almas y nos hace bailar de contento. ¿Qué sucede cuando hay un conflicto entre lo que Dios dice y lo que yo siento?

Reflexione un momento. ¿Qué sucede en nuestra propia vida cuando actuamos según lo que tengamos ganas de hacer y no según lo que comprendemos que se tiene que hacer? Aquí nos enfrentamos a la cruel realidad de la diferencia entre la felicidad y el placer. ¡Cuan fácil es confundir las dos cosas! Pero la felicidad y el placer no son lo mismo. Los dos son agradables, pero sólo uno es duradero. El pecado puede traer placer, pero no la felicidad. Si el pecado no fuese tan placentero, apenas representaría una tentación. Pero, mientras que el pecado frecuentemente “es agradable”, no produce felicidad. Si no conocemos la diferencia o, peor aun, no nos importa la diferencia, habremos avanzado a grandes pasos para convertirnos en el máximo cristiano sentimental, uno que vive según sienta.

Para discernir o descubrir la diferencia entre el placer y la felicidad, la Palabra de Dios es vital. Existe una relación maravillosa entre la voluntad de Dios y la felicidad humana. El engaño fatal de Satanás es la mentira de que la obediencia jamás nos podrá proporcionar felicidad. Desde la tentación de Adán y Eva, la mentira ha sido la misma. “Si haces lo que Dios ordena, no serás feliz. Si haces lo que yo digo, serás ‘liberado’ y conocerás la felicidad”.

Hay muchas veces que no vas a sentir hacer algo que sabes debes hacer, pregunto ¿Qué debes hacer, lo que sientes o lo que sabes debes hacer?

Dar o no al necesitado. Congregar o no dejarte de congregar. Amar o no a tus enemigos. Leer o no la palabra de Dios. Dejar o no el pecado. Y sin fin de cosas que sabemos cuál es la voluntad de Dios, no es que no entendamos su voluntad, más bien no la aceptamos. Buscamos hacer las cosas a nuestra manera, y tristemente nos alejaremos más y más de su voluntad perfecta.

Aunque no lo sientas debes hacer lo correcto, simple y sencillamente porque es lo mejor. ¿Qué es lo correcto? Lo correcto es obedecer a Dios, es escuchar sus palabras, tratar de ver lo espiritual a todas las cosas, es buscar las cosas de arriba esas que no se ven y es cumplir sus propósitos.

Finalmente,

 III. Escojamos lo Mejor

¿Cómo podemos escoger lo correcto, como podemos enterarnos de sus propósitos? Las respuestas pueden ser variadas, pero lo esencial para escoger bien, es estar en comunión con El. Leíamos y retomamos “Deléitate en el Señor”.

¿Qué es lo mejor?
Para la mayoría de las personas ¨lo mejor¨ se enfoca en lo material: El mejor negocio, la mejor casa, el mejor auto, etc. El Diccionario de la Real Academia Española dice al respecto:
Mejor. (Del lat. melĭor, -ōris).
adj. comp. de bueno. Superior a otra cosa y que la excede en una cualidad natural o moral.

En lo natural decimos que hay cosas mejores que otras, casi no tenemos dudas al respecto: se nota cuál auto, cuál prenda de vestir, cuál casa es mejor que otra. En lo moral, según lo que se ve, el mundo se confunde y no sabe qué es mejor. Muchos cristianos parecen, también, bastante confundidos. No habría razón para la confusión, pues podemos saber qué es lo mejor por Su Palabra.

¿Qué es lo mejor? Lo correcto. Aunque tu corazón o tu razonamiento te diga que no, que es mejor dar “mordidas”, que es mejor ir a 91 km/h en periférico, que es mejor no hablarle a la persona que te ofendió, que es mejor no ayudar al necesitado, que es mejor la infidelidad, las borracheras, etc., no hagas caso a tu corazón, a veces es muy “mentirosillo”, lo mejor siempre es lo correcto.

Es triste ver que muchos cristianos crean la mentira de satanás, que es mejor estar en el mundo, lejos de Dios, disfrutando de la “libertad”. Vemos un ejemplo en el pueblo de Israel.

Éxodo 14. 11 Y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto? 12 ¿No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Déjanos servir a los egipcios? Porque mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto.

Increíble que después de ver las 10 plagas, el mar abrirse y tragarse el ejercito más poderoso de aquellos tiempos, después la nube y la columna de fuego que los guiaba, decían: “Mejor nos fuera servir a los egipcios”. Así muchos de nosotros con nuestras acciones decimos que es mucho mejor servir al mundo, que sufrir en los caminos de Dios.

El mundo dice mejor es el que tiene riquezas, la biblia afirma:

Salmo 37:16 Mejor es lo poco del justo que las riquezas de muchos pecadores.
Proverbios 15:16-17 Mejor es lo poco con el temor de Jehová, que el gran tesoro donde hay turbación. Mejor es la comida de legumbres donde hay amor, que de buey engordado donde hay odio.

Encaminándonos al final, ahora sí, veamos la clave para escoger lo mejor. Decía el Salmo “Deléitate en el Señor y el concederá las peticiones de tu corazón”. ¿Qué significa este famoso salmo?

El vocablo ¨deléitate¨ se traduce del hebreo anág que significa ser maleable. La maleabilidad es la característica que metales como el oro tienen de ser transformados, amoldados y trabajados sin que se rompan, gracias a lo cual el artesano les puede dar la forma que desea.
Aplicado este concepto a la vida cristiana, quien se deleita en el Señor es maleable, dócil, suave, fácil de moldear, no se resiste a la formación y no se rompe, no se cuartea ni se desdibuja mientras Dios trabaja con él para formarlo a la imagen de Cristo Jesús.
Entre más maleable, manejable en las manos del alfarero seas, más te acercas a los propósitos de Dios. Si te pones duro mientras trabajas, sólo vas a sufrir más, porque Dios cumplirá sus propósitos en ti, ¿Y los míos Señor? Podemos preguntar sinceramente. Él dice:Deléitate en mí, amóldate a mí, deja que trabaje sobre ti, y cuando haya creado un corazón puro y recto, concederé las peticiones de tu corazón; ya que tu corazón será como el mío, y sabrás escoger lo mejor, lo que yo quiero para ti hijo amado.

Juan 15. 7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.


[1]Harrison, Everett F. ; Bromiley, Geoffrey W. ; Henry, Carl F. H.: Diccionario De Teología. Grand Rapids, MI : Libros Desafío, 2006, S. 496

[2] http://lema.rae.es/drae/?val=proposito


Descargar archivo

Pdf Audio

+Predicaciones

Para descargar el archivo en formato pdf, txt o mp3 da click derecho en el icono que se requiera’ y da “guardar enlace”, “guardar destino” o “save tarjet as”

Casa de Oración Rancho Nuevo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s