Derechos de Autor’…


En los últimos años el Señor me “ha dado” algunas canciones de Adoración y Alabanza—Como normalmente las llamamos en cada iglesia cristiana—, no muchas, ni tampoco las considero de una calidad superior, ni me dedico a eso; pero la verdad que han sido inspiradas en su amor, su fidelidad y sobre todo su gracia. Algunos compositores tendrán una manera mejor de expresar el ‘mismo’ amor, la ‘misma’ fidelidad y la ‘misma’ gracia, pero absolutamente todos queremos expresarle a Dios lo tanto que lo amamos y lo mucho que queremos agradarle—espero que esa sea la motivación.

Quiero abordar de una manera un tanto superficial el tema a veces controvertido de los derechos de autor o Copyright, pero dentro del cristianismo. ¿Cuál es la postura que un autor cristiano debe tomar? ¿Qué tanto es ‘dueño‘ de su producto? ¿O hasta que punto llega su derecho? Y estás pregunta obviamente las hago porque hay muchos artistas, escritores, canta-autores, productores, etc, etc, etc.,  que abusan en cierta forma de querer obtener algo más que un pago digno del que es esperaría el obrero. Y es que los precios de producción no se comparan con los precios de ventas; los escritores, los cantantes, los autores tienen un “compromiso” con las casas disqueras, editoriales, representante artistico que al final estás son las que provocan que los precios se sobre-valoren. Y muchos, muchos cristianos se ven privados de adquirir materiales que pueden ayudar a su crecimiento espiritual, libros, cd´s, predicaciones, congresos, etc.

La biblia habla de un pago digno, justo y necesario:

¿Quién sirve como soldado pagándose sus propios gastos? ¿Quién cultiva un viñedo y no come de sus uvas? ¿Quién cuida las ovejas y no toma de la leche que ordeña? Y no vayan a creer que ésta es sólo una opinión humana, porque la ley de Moisés también lo dice. Pues está escrito en el libro de la ley: «No le pongas bozal al buey que trilla.» Y esto no significa que Dios se preocupe de los bueyes. (1 Corintios 9 DHH) (ver 1 Timoteo 5.8)

Aclarando el contexto, Pablo y Bernabé habían sido enviados por la iglesia de Antioquía como misioneros a diferentes partes del mundo antiguo, en este caso estaban en Corinto. Ellos habían padecido necesidad en esta iglesia en particular, porqué en Corinto los cristianos eran un poco o mucho “agarrados”, es decir, no ayudaban a estos misioneros de Dios a sostenerse. Pablo hace referencia al Antiguo Testamento y apela a la Ley de Moisés con respecto a los salarios [pago]de los obreros Deuteronomio 25:4. Puntualizando:
Pablo era enviado por la iglesia junto con Bernabé, un ministerio dado por Dios para esparcir el Evangelio, un Apóstol en toda la extensión de la palabra, Pablo no era una persona que de su talento hizo una mina de oro, Pablo ha sido el mejor teólogo escritor de todos los tiempos, ha sido el evangelista por excelencia a los gentiles [a los no judíos], en fin una persona digna de imitar. Y lo más importante “nunca”, “nunca” y “jamás” cobró  [atención a la palabra cobrar]  una de sus obras:

 La espístola a los Romanos, 1 y 2 a los Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1 y 2 de Tesalonisenses, 1 y 2 de Timoteo, Tito, Filemón y muy posiblemente Hebreos [Según algunos eruditos]. Sin contar los discursos en el Areópago, las predicaciones innumerables en las sinagogas, alguna de toda la noche, los viajes misioneros, en fin; y me llama la atención que nunca pidió viajar en primera calidad, ni llegar a cierto hotel de tantas estrellas, nunca llenó un listado de los requisitos que tenían que cubrir para que el fuera a esparcir el evangelio, y en cambio el trabajaba con sus manos cuando había gente de duro corazón que ni si quiera aportaba para sus necesidades básicas.

Bueno, ¡Creo que ya me alteré! de tan solo pensar lo que muchos hoy dicen hacer en el nombre de “esparcir el evangelio” y el negocio propio que obtienen. Para mi lo determinante con respecto a los derechos de autor es de “nuestro llamado”, al principio mencionaba que Pablo fue enviado por la iglesia, y fue enviado principalmente por Dios para esparcir el evangelio, no tenía otra cosa en mente, ni otro propósito oculto en su interior que el que Cristo fuera conocido. ¿Qué pienso de los artistas y músicos que obtienen ganancias ostentosas? En primer lugar que su llamado no es el dedicarse sólo a predicar el evangelio, ¿Porqué tan seguro? Fácil, si eso fuera no les importaría “perder” dinero con tal de que ese mensaje fuera escuchado por los que no pueden pagar por oírlo. Cito una frase radical sobre esto:

‎’Prefiero predicar mas que hacer algo más en el mundo. Prefiero predicar que comer mi comida o tener unas vacaciones. Prefiero pagar para predicar mas que ser pagado para no predicar.’
Samuel Chadwick.

No me malentiendan, no es criticar por hacerlo; sí ellos tienen un gran talento, ¡Gloria a Dios! Sí ellos quieren usar ese talento para forjar su estabilidad económica en este mundo, muy bien, es muy valido; es cómo yo decidí ser ingeniero para tener algo que ofrecer a mi familia y ayudar a la iglesia, muy legítimo es vivir siendo músico, cantante o autor literario. Además que bueno que sea música cristiana, y que bueno que en esa profesión prediquen el evangelio, lo mismo debemos hacer todos, predicar en nuestro trabajo de muchas maneras, ya seas doctor, herrero, carpintero, músico, ingeniero, político.

Volviendo a derechos de autor y eh aquí la diferencia entre muchos de hoy en día y Pablo y los otros hombres de la biblia. ¿Porqué cobrar en demasía por algo que Dios te dio? Algo que Dios te dio para que otros fueran bendecidos, ¿Porqué estorbar a que el evangelio o las buenas obras les llegue a los que no pueden pagar por ellas? Sí, estoy de acuerdo hay gastos de producción, papel, cd’s, portadas, viajes, equipo, etc. Pero no me vengan a decir que es tan caro producir un CD que es para alabar a Dios, o un libro que es para beneficio del cuerpo de Cristo, o un “Concierto” que es para que otros escuchen de Jesús, o un congreso que para que otros más conozcan de la Palabra. !No, abusan! Y aparte se indignan sí alguien quiere regalar ese disco a un amigo, !No! ¿Esa es la actitud? ¿Porqué lo haces entonces cantante? ¿Para que te escuchen, para la fama, por el dinero?

Espero entiendan el tono de mi escrito, es más que nada para reflexionar cuales son nuestras motivaciones de hacer algo, cualquier cosa; ¿Ser vistos por los hombres? O ¿Para ser vistos por el Padre? Termino no de mejor forma que con la conclusión del buen apóstol  Pablo, que admirable:

 12 Si otros tienen este derecho sobre ustedes, con mayor razón nosotros. Pero no hemos hecho uso de tal derecho, y hemos venido soportándolo todo por no estorbar el anuncio del evangelio de Cristo13 Ustedes saben que quienes trabajan al servicio del templo, viven del templo. Es decir, que quienes atienden el altar donde se ofrecen los sacrificios, comen de la carne de los animales que allí se sacrifican. 14 De igual manera, el Señor ha dispuesto que quienes anuncian el evangelio vivan de ello mismo15 Pero yo nunca he utilizado ninguno de estos derechos, ni tampoco les escribo esto para que ustedes me den algo. Prefiero morir a hacerlo. ¡Nadie me quitará esta satisfacción que tengo!

16 Para mí no es motivo de orgullo anunciar el evangelio, porque lo considero una obligación ineludible. ¡Y ay de mí si no lo anuncio! 17 Por eso, si lo hiciera por propia iniciativa, tendría derecho a una recompensa; pero si lo hago por obligación, es porque estoy cumpliendo un encargo que Dios me ha dado18 En este caso, mi recompensa es la satisfacción de anunciar el evangelio sin cobrar nada; es decir, sin hacer valer mi derecho a vivir del anuncio del evangelio. (1 Corintios 9)

Sí! tienen derecho, la ley los ampara; pero Dios quiera y escuche nuestros ruegos de que haya más “Pablos” que su recompensa mayor sea anunciar el evangelio sin cobrar nada, sin hacer valer su derecho, todo por no estorbar al Evangelio y a lo que Dios nos ha enviado.

Les dejó una ‘probadita’ de la última canción que Dios me ha dado, y que un amigo que sé que será un gran productor está trabajando en ella; Dios bendiga su trabajo y viva de él y también en ocasiones que olvide su derecho para que la Gloria de Dios se expanda más.

vía:

Anuncios

8 comentarios sobre “Derechos de Autor’…

  1. ……….Aleluya !!! estoy completamente de acuerdo contigo amigo. Hoy en dia se predica – si se puede llamar “predicar” – mas por la carne q por el Espiritu de Dios y el mensaje de Jesucristo y por el beneficio q esta carne anhela y pide ser gratificada. Con decirte q en estos dias esta x llegar a Lima el “renovado” dizque predicador de la Teologia de Prosperidad: rodolfo font ¿pr q ? para una conferencia para empresarios cristiano en un hotel de 5 estrellas, estando la entrada a $20.00 dolares americanos, imaginate un asaltante con Biblia en mano. Estamos en los ultimos tiempos hermanos, SOLO mantente en en Jesucristo y su mensaje. No hay camino, lo demas son puro canticos de sirena. By

  2. Aleks;

    Comprendo tu frustración y me ha tocado ser invitado a esas “cumbres de liderazgo” en la que muchas veces invitan a conferencistas que ni son creyentes; el problema que veo sigue siendo el mismo que plantee en el post’,

    Tengo un amigo que es conferensista secular, acerca de finanzas y liderazgo; realmente es bueno, platicar con el me ayudó a ver la vida laboral de una manera distinta, desarrollarme, pensar crecer y prosperar. Le doy su validez a esa profesión, digna. Pero, que eso sea Palabra de Dios? Evangelismo? Qué eso se promueva dentro de la iglesia como bíblico? Y que sea algo que dentro de la iglesia se negocié; estoy totalmente en desacuerdo. Y ese es su problema, querer usar la Santa Iglesia como intermediario de sus “aspiraciones” y “pretensiones” artísticas o laborales.

    En fin, saludos y Bendiciones!

  3. Amen, es verdad una cosa es el derecho legitimo de cada persona de utilizar sus talentos para su beneficio y la gloria de Dios, y otra cosa es mal utilizar sus talentos solo para su beneficio y utilizar la escusa de que es para la gloria de Dios. Hay muchos de los famosos predicadores de la prosperidad predicando, que tienen un gran talento para que la miles de persona los escuche, predican de Dios y hablan grandes cosas pero principalmente buscan, dinero, fama, admiración. Si utilizaran sus talentos para la gloria de Dios verdaderamente tal ves ganarían menos dinero o serian menos famosos pero Dios los sostendría y serian instrumento de honra y no como son ahora instrumento de deshonra que avergüenzan el verdadero evangelio

  4. Comparto sus opiniones mis queridos hermanos, definitivamente a veces quisiera que nuestra congregación pudiera traer como invitado a algún siervo que es bueno en la enseñanza, pero al averiguar de las pretenciones económicas y exigencias de “divos” que tienen, simplemente hay que descartar la idea y eso no significa que en nuestras comunidades no hayan siervos(as) con unción, sino que siempre sería bueno gozarse del conocimiento de quienes han sido llevados a altos niveles, pero lamentablemente en ese crecimiento espiritual han dejado que su carne se envanezca.
    Muy buen tema. !Bendiciones!

  5. Así pasa “raulefp”, lamentablemente aquellos que han alcanzado popularidad han olvidado lo básico en el evangelio que es el dar de gracia; Dios cambié muchas cosas de los ministros de hoy y Dios quiera que no se ponga traba a la predicación y expansión del evangelio.

    Saludos Elizabeth, gracias por tus comentarios!
    Bendiciones’…

  6. que tristeza da oir predicadores vendiendo las bendiciones de DIOS cuando dicen que si tu no das no seras bendecido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s