El Jesús de Obama


Por: R.L.Hymers, Jr. 9 Noviembre, 2008
(Sermon predicado en el Tabernaculo Bautista de Los Angeles, California)
Audio Download Audio

Antes de entrar de lleno al mensaje quiero contarles que mi madre es quien ha tenido la mayor influencia en mi vida. Ella era liberal, campeona de la igualdad racial, Demócrata antigua al estilo de Franklin D. Roosevelt, que me enseñó desde una edad temprana a creer que todas las razas deben ser respetadas y se les debe dar derechos iguales. Yo todavía creo eso – Es por eso que he pasado cincuenta años predicándole a gente de muchos fondos raciales en la ciudad central de Los Angeles. Nuestra iglesia se compone de gente de cinco grupos étnicos diferentes. Estos sermones son leídos en los seis continentes del mundo – incluyendo a varias naciones de Africa. La influencia de mi madre hubiera hecho muy natural que yo apoyara a un hombre negro tan inteligente y elocuente como lo es Barack Obama para ser Presidente. De hecho, se me llenaron de lágrimas los ojos cuando él dio su discurso de aceptación el Martes en la noche. Al orar que Dios lo protegiera, me sentí orgulloso de que al fin tengamos un Presidente negro. Abraham Lincoln se hubiera regocijado al oír su discurso de aceptación.
En la TV mostraron a Jesse Jackson entre la multitud, con lágrimas en su rostro. Cuando vi eso, también me conmovió. En ese instánte oré que fueramos todos un solo pueblo, no Americanos blancos, Afro Americanos y Americanos Asiaticos o Hispanos Americanos. ¡No! ¡Solamente Americanos! ¡Una nación bajo Dios! Recitemos la oración a la bandera de pie.


Prometo alianza a la bandera de los Estados Unidos de América, y a la República por la que es: una Nación bajo Dios, indivisible, en Libertad y Justicia para todos.
Sí, yo sí oré por el Presidente Obama – pero no voté por él. La razón por la que no voté por él no tuvo nada qué ver con la raza. Mas no voté por él porque estoy en desacuerdo con él sobre asuntos que considero aun más importantes que la igualdad racial. La creencia del Presidente Obama en el aborto en masas hizo imposible que yo lo apoyara. ¿Por qué? Porque yo pongo el derecho a la vida arriba de la igualdad racial. ¿Por qué? Porque la igualdad racial no significa nada a menos que creamos en la santidad de toda vida humana. La Declaración de Independencia todavía es cierta:
Sostenemos que estas verdades son evidentes en sí mismas, que todos los hombres son creados iguales, que su Creador les ha dado cierto derechos inegables, que entre ellos están la vida, la libertad y la buscar la felicidad.
¡La igualdad racial no tiene sentido a menos que creamos en el derecho “inalejable,” incambiable, a la vida misma, que no se le puede negar, a todo Americano, incluyendo a los bebés Americanos negros dentro de los vientres de sus madres!
Junto al derecho a la vida, yo pongo a Jesucristo por sobre toda igualdad racial, porque son las enseñanzas de Cristo las que hacen posible la igualdad racial. Sin Cristo no habría democracia – y sin democracia no habría tal cosa como la igualdad racial. Todos fuimos hechos iguales por Cristo. Por lo tanto Cristo viene antes de la igualdad racial, porque la igualdad racial viene de El y de Sus enseñanzas.
Cristo es más importante que todo lo demás – incluyendo a América misma. El, o es Señor de todo, o no es Señor de nada. Y es porque yo valoro a Cristo más de lo que valoro a mi país, a mi raza, o a cualquier otra cosa en la vida, que me siento libre de defenderlo y proclamarlo, no importa las represalias que me atraiga. Mi alianza a Cristo me da la libertad de criticar la iglesia en la que Barack Obama fue miembro por veinte años. Y mi alianza a Cristo hace posible que yo critique los puntos falsos del pastor de mucho tiempo de Obama, el Dr. Jeremiah Wright.
Aquellos que son más cercanos a mí sabrán que el siguiente sermón no surge del racismo, sino de mi alianza a Jesucristo, el Señor de la historia y el Salvador de la humanidad. Por favor voltea a nuestro texto, en Mateo 22:41-42 y ponte de pie conmigo para la lectura de la Palabra de Dios.
“Y estando juntos los fariseos, Jesús les preguntó, diciendo: ¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David?” (Mateo 22:41-42).
Se pueden sentar.
Los Fariseos eran los Judíos Ortodoxos del tiempo de Jesús. Ellos creían la Biblia. Ellos creían en Dios. Ellos creían en el Mesías que habría de venir. Cuando Jesús les preguntó “¿qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo?” ellos le dieron una respuesta parcialmente correcta. La palabra “Cristo” en el Griego es equivalente a “Mesías,” el redentor que viene. Jesús les preguntó qué pensaban ellos sobre el Mesías y “¿de quién es hijo?” La respuesta de ellos estuvo parcialmente correcta porque ellos le dijeron que el Mesías sería hijo “de David.” Este era el modo antiguo de decir que el Cristo que vendría sería descendiente de David. Así que estos Fariseos estaban parcialmente correctos, porque Jesús era un descendiente de David, y vemos en la genealogía de Jesús en Mateo 1:1-17. Pero ellos estuvieron correctos solamente parcialmente, porque ellos no lo vieron a El como el Hijo de Dios.
El Jesús de la Biblia es ambos hombre y Dios. Físicamente, El es Judío, “hijo de David.” Pero El es más que eso. El también es el Hijo de Dios. Así, el Cristo de la Escritura es el Dios encarnado que vino a la tierra en la carne de un Judío, como el Hijo de David. Cristo es el Hijo de Dios y el Hijo del hombre, ambos en una persona. ¡Ese es el Cristo de la Biblia! El es ambos hombre y Dios en una persona. Ese es el Cristo de la historia y de la Escritura.
Sin embargo hay predicadores hoy en algunas según llamadas iglesias “Cristianas” que están más lejos de la verdad sobre Cristo que los Fariseos. Ellos no ven la verdad respecto a la raza de Cristo. Yo se que hoy día detestamos oír la palabra “raza.” Pero a veces necesitamos oír esa palabra, especialmente cuando se le aplica al Señor Jesucristo.
Jesús nos advirtió que en los ultimos dias “se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas” (Mateo 24:24). Uno de los “falsos Cristos” de nuestro día es el falso Cristo del Dr. Jeremiah Wright, el predicador controversial que fue el pastor del Presidente-Electo Barack Obama por veinte años. No hay duda que el Cristo del Dr. Wright es uno de los “falsos Cristos” de los que Jesús advirtió se levantarían al fin del siglo.

Yo oí parte de uno de los sermones que salió en la televisión muchas veces antes de la elección. La prensa agarró algunas declaraciones que él hizo diciéndo que la gente blanca es mala. Esa parte en particular no me molestó. Siendo un predicador por más de
cincuenta años, tengo que decir que en parte estaba correcto, porque mucha gente blanca es mala hoy. El Dr. Wright también dijo algunas cosas sobre Dios juzgando a América. Eso tampoco me molestó en particular porque yo mismo creo que Dios está juzgando a América por sus muchos pecados. El Dr. John R. Rice predicó un sermón famoso en 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, llamado “America Gets Back Her Scrap Iron [América Recibe tus Desechos de Regreso].” El Dr. Rice dijo que América estaba siendo castigada por sus pecados. Muchos predicadores han hablado de este tema a traves de los años.

El punto que hizo el Dr. Jeremiah Wright que me perturbó profundamente no fue lo que dijo sobre la pecaminosidad de los muchos Americanos blancos. Lo que me molestó fue su punto de vista sobre Cristo Mismo. Oí al Dr. Wright decir que Jesús era un hombre negro que fue perseguido por los Romanos Europeos blancos. Cuando lo oí decir eso en la tv, yo dije en voz alta, “¡Eso no está bien! ¡Ese no es el Jesús verdadero!” Yo dije eso porque Cristo no era un hombre negro perseguido por los Europeos blancos. ¡Eso no es para nada lo que la Biblia enseña sobre el Cristo verdadero! En ningún lugar del Nuevo Testamento se nos dice que el Señor Jesucristo era un hombre negro. ¡Simplemente no está en la Biblia!
La prensa retrata al Dr. Wright como un “loco.” Pero están equivocados. El no es un “loco.” Lo que predica sobre Cristo se enseña en tal llamados seminarios teológicos [librales] “principales,” tales como donde el Dr. Wright se graduó.
El Dr. Wright asistió a un seminario muy izquierdista, pero “principal” para su entrenamiento teológico. El estudió los escritos de “La Liberación Negra” de Dr. James H. Cone, catedrático de largo tiempo del Seminario Union Theological Seminary en Nueva York. Es así como el Dr. Wright aprendió que “Jesús era un hombre negro perseguido por los Europeos blancos.” En un articulo por Margaret Talev para los Periódicos McClatchy, dijo:
Jesús es Negro. Combinar el Marxismo [Comunismo] con el Evangelio Cristiano puede mostrar el camino a un mejor mañana. La iglesia blanca en América es el Anticristo…
Esos son algunas de las doctrinas más provocativas que animan la teología de la iglesia Trinity United Church of Christ en Chicago, la iglesia de Barack Obama.
Wright ha dicho que una base para [sus] filosofías es la obra de James Cone, quien de los esfuerzos del movimiento de los derechos civiles de 1960, fundó el movimiento moderno de la teología de liberación negra. De influencia particular fue el libro de 1969 seminal de Cone, llamado “Black Theology & Black Power” [Teología Negra y Poder Negro].
La congregación [de Wright] abraza la idea de que Jesús era negro. Es apoyada por la izquierda y por polizas extranjeras, desde Sudáfrica a Latino América al Medio Este…
Obama…se unió a Trinity a finales de sus veintes, cuando trabajaba como organizador de comunidad (traducción de “La Iglesia de Obama Empuja Doctrinas Controversiales” por Margaret Talev, para los Periódicos McClatchy, 20 de Marzo de 2008; www. mcclatchydc.com/227/story/31079.html ).
Pero el Dr. Jeremiah Wright no es solamente el “loco” que se nos ha dicho que es en la prensa laica. El se ganó una licenciatura en 1968 y una Maestría en Inglés en 1969 en Howard University. También tiene una Maestría de la Escuela de Divinidad de la Universidad de Chicago. Y un Doctorado de Ministerio (1990) del Seminario Teológico Unido en Dayton, Ohio. El Dr. Wright recibió el prestigioso Rockefeller Fellowship, y siete doctorados honorarios de escuelas como Colgate University, Valparaiso University, United Theological Seminary y de Chicago Theological Seminary. También se le otorgó la Medalla Carver de Simpson College en Enero de 2008, que le daba reconocimiento como un “individuo sobresaliente.” El Dr. Wright también es autor de catorce libros publicados sobre temas varios. El Dr. Wright también ha sido catedrático del Seminario Teológico de Chicago, del Seminario Teológico Evangélico Garrett y de otras instituciones educativas. El también ha tenido posiciones prestigiosas en juntas y comités de varias otras instituciones religiosas y cívicas.
La prensa, ambas conservadora y liberal lo catalogaron de solamente “loco.” Pero estuvieron equivocadas. El es un clero muy entrenado y altamente respetado. A mi me parece que la descripción que le dieron los medios, de “solamente un loco” no tiene razón a la luz de sus muchos logros en su vida.

Pero tengo que serle fiel a la Biblia, en vez de serlo a las enseñanzas no-bíblicas que él aprendió del teólogo de la liberación negra, Dr. James O. Cone del Seminario Teológico Union en Nueva York, enseñanzas que empapan los sermones del Dr. Wright hasta el día de hoy. Los libros del Dr. Cone le enseñaron a Jeremiah Wright la teología de liberación negra que él todavía cree y predica. Pero la Biblia hace muy claro que Jesús no era el hombre negro que los libros del Dr. Cone le enseñaron a creer. En ese punto los Fariseos estuvieron correctos cuando dijeron que Cristo era “hijo de David” (Mateo 22:42). Y el Dr. Jeremiah Wright está muy equivocado cuando dice que Cristo es un hombre negro. Cristo no era un hombre negro, ni Europeo blanco. El era un Judío “según la carne” (Romanos 1:3).
“Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos” (Gálatas 4:4-5).
La gente de los medio no captaron este error teológico porque la mayoría de ellos son bastante ignorantes de la Biblia y de la teología Protestante liberal. Es por eso que los noticieros se enfocaron en sus comentarios sobre los pecados de la América blanca, en vez del tópico más importante de quién es Cristo. Jesús dijo,
“Y estando juntos los fariseos, Jesús les preguntó, diciendo: ¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David” (Mateo 22:41-42).
La creencia del Dr. Wright que Jesús era negro muestra que él está más en la oscuridad tocante a quién es Cristo que aquellos Fariseos que se volvieron contra El y por último pidieron Su crucifixión.
También, yo me preocupé porque el próximo Presidente era miembro de la iglesia del Dr. Wright, y que lo oyó predicar este falso punto de ver a Cristo por más de veinte años. El Presidente Barack Obama oyó, por veinte años, predicación que decía, “Jesucristo era un hombre, que fue perseguido por los Romanos Europeos blancos.” Así, en base a la Biblia, tengo que decir que Barack Obama oyó sermones sobre un “falso Cristo” la mayoría de su vida adulta en la iglesia del Dr. Wright. Obama no iba solamente en ocasiones a la iglesia de Wright. El y su familia eran miembros de esa iglesia, que estuvieron ahí Domingos incontables, por más de veinte años. El Presidente y la Sra. Obama se casaron en una ceremonia conducida por el Dr. Wright. Las hijas de Obama fueron bautizadas por el Dr. Wright. Y el Dr. Wright era visita frecuente en el hogar de los Obama, y se le consideraba amigo de la familia. Y el archivo muestra que el Presidente Obama oyó muchos sermones de Wright sobre “el Cristo negro.”
Yo sé que algunos me criticarán por sacar esto a la luz, pero es la verdad – y Dios me llamó a predicar la verdad sobre Jesucristo. Por lo tanto, pese a cualquier critica que yo reciba, debo decir que después de oír veinte años la predicación del Dr. Wright, Barack Obama sin duda cree en el “falso Cristo” de la Teología de la Liberación Negra que el Dr. Wright aprendió de Dr. James H. Cone Teólogo de la Liberación Negra, del Seminario Union en Nueva York. Yo, entonces, tengo que decir lo más fuerte que pueda que es virtualmente cierto que Barack Obama cree en un Cristo negro falso, en vez del Cristo verdadero, que es Judío, ¡un descendiente de David!
¿Qué cree Barack Obama sobre Jesucristo?
¿Por qué no le pregunta alguien al Presidente Obama si todavía está de acuerdo con el Dr. Wright en que Cristo era un hombre negro? ¿Por qué no le pregunta alguien de los medios noticieros a Obama que responda si él cree en el Cristo Negro radical de la Teología de Liberación que le enseñó el Dr. Wright, y el cual el Dr. Wright todavía predica hasta hoy? El podría dar una respuesta fácil de “sí” o “no”, ¿verdad? Depués de todo, ¿no podrías tú contestar con un “sí” o “no”? ¿Por qué no le pregunta algún reportero eso – “¿Cree usted que Cristo era un hombre negro que fue perseguido y crucificado por Romanos Europeos Blancos? Por favor responda ‘sí’ o ‘no’.” Parece que los medios le deben al pueblo Americano una investigación de sus creencias sobre Cristo, y necesita hacerlas publicas.

Ahora, la Biblia dice vez tras vez, en varias maneras y en muchos pasajes, que Jesucristo era un Judío, el Hijo de David, no un hombre negro. Por favor voltea conmigo a Romanos 1:1-4. Leamos estos cuatro versos de pie y en voz alta.
“Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras, acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos”

Se pueden sentar.

I. Primero, Cristo es físicamente un descendiente de David,
y por ende un Judío, no un hombre negro.
Este pasaje de la Escritura en Romanos nos dice dos hechos sobre Jesucristo. Primero, se nos dice en este verso que El “era del linaje de David según la carne” (Romanos 1:3). La Biblia 1599 Geneva Bible dice de este verso, que Cristo, “tocante a su humanidad, era del linaje de David.” Tocante a Su naturaleza humana, Cristo es un descendiente de David – y por lo tanto, Judío.
Cuando Jesús viajaba a traves de Samaria, El se detuvo en el pozo de Jacob. Una mujer Samaritana vino al pozo a llenar su cántaro de agua. Los Samaritanos no eran Judíos. Por este motivo ella se sorprendió cuando Jesús le dijo, “Dame de beber” (Juan 4:7). Los Judíos de los tiempos de Jesús no tenían contacto con los Samaritanos, y especialmente con alguna mujer Samaritana. La mujer se sorprendió mucho cuando Jesús le pidió agua que había sacado del pozo. Ella le dijo,
“¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí?” (Juan 4:9).
Ella hizo muy claro que Jesús era y es Judío “tocante a su humanidad.”
El pastor del Presidente Obama es un hombre inteligente y educado. El sabe estos versos. ¿Entonces por qué dice que Jesús era un hombre negro? La respuesta es simple. La “teología de liberación” que Jeremiah Wright aprendió del teólogo de la “Liberación Negra” Dr. James H. Cone del Seminario Teológico Union no enseña al Jesús de la historia. Ellos enseñan que el Jesús de la historia no es importante, de hecho ellos creen que el Jesús de la historia es un mito. Así, este Jesús “mito” se puede predicar como mito, como fábula. El “mito” de Jesús se le puede aplicar a diferentes razas, para liberarlos de la opresión. Hitler creía en un Cristo blanco, ariano, no Judío. El no creía en el Cristo Judío de la Biblia y de la historia. Las iglesias liberales “Tres Seres” en China predican un Cristo Chino. Los teólogos liberales del mundo Hispano predican a un Cristo café. Y algunas iglesias liberales negras predican a un Cristo negro, como lo hace el Dr. Jeremiah Wright.
Pero la Biblia misma no enseña un Cristo “mito,” que puede transformarse en distintos modos de expresión. ¡El Jesús de la Escritura y de la historia era una persona verdadera, que realmente vivió en Israel, que realmente era Judío según la carne, que realmente fue crucificado en una cruz verdadera para pagar por los pecados verdaderos de toda la humanidad! Ese es el Jesús proclamado en el archivo del Nuevo Testamento.
“¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana?” (Juan 4:9).
“Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo…” (Juan 4:25).
“Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo” (Juan 4:26).
Jesús es Judío. Jesús es el Mesías. El es el Cristo. El es el Cristo verdadero que realmente fue nacido de una mujer Judía, que realmente murió rn la Cruz ¡y realmente derramó Su Sangre, para expiar por los pecados de toda la humanidad, para hacer posible la salvación de todas las razas en esta tierra!
“Nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne” (Romanos 1:3).
“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hechos 4:12).
Loores dadle a Jesús!
Las huestes postrense!
Su real diadema traed,
Y coronadle Señor de todo;
Su real diadema traed,
Y coronadle Señor de todo!
Que toda raza, toda tribu, en esta tierra esferica,
A El toda majestad le den,
Y lo coronen Señor de todo;
A El toda la majestad le den,
Y lo coronen Señor de todo.

II. Segundo, Cristo es declarado Hijo de Dios por Su resurrección de los muertos. Por favor lea Romanos 1:3-4 en voz alta. “Acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos” (Romanos 1:3-4). En su nota de Romanos 1:3, la Biblia 1599 Geneva Bible [en Inglés] dice: Cristo (quien es la sustancia misma y suma del Evangelio) es el único hijo de Dios el Padre, quien tocante a su humanidad, es hecho de la simiente de David, pero tocante a su naturaleza divina y espiritual…es unigénito del Padre desde la eternidad, y lo aparenta por su poderosa resurrección (nota sobre Romanos 1:3). El fue hecho del linaje de David, pero El siempre fue el Hijo de Dios. Por lo tanto, el texto no dice que El fue “hecho” el Hijo de Dios, sino que fue “declarado [marcado, señalado, comprobada que es] el Hijo de Dios…por la resurrección de los muertos” (Romanos 1:4). La resurrección del cuerpo de Cristo de entre los muertos lo marca, y comprueba que El es, el único, unigénito Hijo de Dios. ¡Su resurrección física de entre los muertos lo señala, y declara que es, el eterno Hijo de Dios! Esta es la mera fundación de la fe Cristiana. La resurrección del cuerpo de Cristo de entre los muertos lo marca, y comprueba que El es el único, unigénito Hijo de Dios. El resucitó de la tumba. Eso es lo que lo señala, y lo declara que es, el Hijo eterno de Dios – ¡Su resurrección de entre los muertos! Esa es la mera fundación de la fe Cristiana. “Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras” (I Corintios 15:3-4). “A este Jesús [Judío] resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos” (Hechos 2:32). “A este Jesús a quien vosotros crucificasteis [Judío], Dios le ha hecho Señor y Cristo” (Hechos 2:36). El Dr. McGee dijo, Es es declarado Hijo de Dios “por la resurrección de entre los muertos.” La resurrección lo comprueba todo. Es la resurrección la que lo pone como el Hijo de Dios…El ha regresado de los muertos en grandioso poder…resucitado y ahora sentado a la diestra de Dios en los cielos (traducción literal de J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, Thomas Nelson Publishers, 1983, tomo IV, p. 647). ¡Ese es el Cristo verdadero! Ese es el Dios hombre, “Nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos” (Romanos 1:3-4).
Ven a Jesús. Se lavado, limpiado de tus pecados por Su Sangre. Ven al Hijo de Dios y El te salvará. “Pero,” dice alguien, “Hay demasiado qué dejar si vengo a El.” Te recuerdo las palabras de aquel joven misionero, Jim Elliot. El murió como mártir por Cristo a la edad de veintiseis. Y fue Jim Elliot quien dijo, “No es necio aquel que da lo que no puede guardar para ganar lo que no puede perder.” Ven entonces y lánzate, tu vida, tu todo – sobre “Nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos” (Romanos 1:3-4).
Ponte de pie vamos a alabarlo.

MARANATAHA.

Anuncios

2 comentarios sobre “El Jesús de Obama

  1. Obama es el hijo del Hombre. nadie lo reconocera, ni prestara atención y las grandes potencias lo van a matar. osea la historia se repite…

  2. No, carino mio! Jesus no fue negro. Mi tipo de Jesus es de color moreno, con facciones de Indioide por no decir Indigena or Indio, por ejemplo, Europeo pero no asi como Europoide, guapo, Jesus era un hombre de piel color oliva, de gestos majestousos, con un rostro muy misterioso y muy admirable y temible y muy sospechoso, y con el rostro y gesto santo y sagrado y gestos de deidad. Ese es mi tipo de Jesus y asi lo creo. Que yo sepa? No lo se. Si es blanco, que mas me da. No me importa. Yo soy de piel blanca. Siempre me gustaria tener un Cristo asi como siempre lo pense y con unos ojitos lindos y preciosos tan sagrados y un poquito hundidos donde yo me los pueda besarlo y amarlo y verlo siempre como mi Senor. De tal manera Dios amo al mundo y mando a su Hijo Unigenito para que todo aquel crean en el y tenga vida eterna. Asi que hermanos, no comparen con Obama Barrack porque Cristo vendra como ladron en el cielo y todo ojo le vera. El se manifestara con gesto glorioso y admirable que todo ojo puede admirarle. Cristo ya no vendra como la primera vez. El vendra con gloria y majestad donde todo ojo le vera y lo admirara. Con todo el respeto les digo que no comparen a Cristo Jesus con Obama. Obama es un humano y yo lo respeto pero Cristo no se compara con nadie y ni conmigo y ni ninguno que esta arriba y ni debajo de los cielos y nada que este escondido y ni debajo del almud y ni nada que pueda ver y esconderse porque el Senor vendra con gloria y majestad con una tunica blanca y con los gestos de santidad y todo lo que es sagrado. Bueno, este es mi tipo de Jesus. Si quizas es blanco o de piel oliva o de raza Aria o de Judio, que importa. Lo importante es su amor. Esto es todo. No se le olvide. Cristo vendra con una tunica blanca del cielo con gestos de admirable santidad y todo lo sagrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s