Un evangelio Incompleto


El evangelio de Papa Noel

por Miki (Segunda Reforma)

https://i0.wp.com/www.thecoca-colacompany.com/presscenter/img/imagenews/downloads/lg_santa_sixtythree.jpg

Hace un par de días termine de leer ” secretos del avivamiento en Argentina” del Dr Edward Miller, un relato sorprendente de como llego el gran río de Dios a nuestra nación. Sin remontarme a tanto tiempo atrás, pensaba en hace solo 20 años, se podría decir que desde que tengo uso de razón, en las grandes carpas evangelisticas instaladas en los terrenos baldíos de la ciudad donde me crié, Bahía Blanca. no solo se daba allí, sino que recorría toda la república. Con mi madre no dejamos de ir, nos vimos tentadas en llevar a mi bisabuela que tenia problemas para caminar cuando escuchamos la cantidad de milagros que sucedían.
Una noche, nos
decidimos y llegamos hasta allá. Yo con 8 años no entendía mucho de lo que pasaba, escuchaba un par de gritos, y gente que cantaba, y al predicador que enseñaba a hacer la “oración de fe”. Realmente no recuerdo mucho mas, ah! si, mi abuela siguió caminando mal. Pero en eso juegan muchos factores, no entremos en ese tema. De pronto las iglesias empezaron a llenarse, bueno el decir “de pronto” es subestimar el arduo trabajo de varios evangelistas conocidos. Corrección: después de un tiempo, las iglesias se vieron llenas de nuevos creyentes, congregaciones que no superaban los 100 ahora pasaban a tener 400 personas! el mensaje coincidía en todas las iglesia y se repetía domingo a domingo: Cristo ya viene, preparate… Se vivía como si fuera cada día el ultimo día. Así que era necesario salir a la calle con megáfonos (altavoces), hacer pancartas y carpas evangelisticas y seguir divulgando el nombre de Jesús en todos los rincones. De a poco, y muy paulatinamente empezó a menguar, y cesó y paró. Pasados los años, estas grandes iglesias se vieron obligadas a retener a los fieles, dado al cese de este primer amor en argentina, (si nos basamos en la historia se podría decir el “segundo” nuevo amor), mucha gente se fue para no volver y otras todavía permanecen. Hago un paréntesis acá: el otro día escuche decir a un pastor que la iglesia mas grande en la Argentina esta afuera, porque no hubo nadie, en ningún rincón de la nación que no haya escuchado el nombre de Jesús. Cerrando el paréntesis, decía que mucha gente se apartó del camino, los pastores se vieron obligados a retener a los que todavía quedaban y se comenzó a predicar un evangelio de “Papa Noel“, y acá es donde llegamos a nuestra época, o nuestro momento histórico, al HOY del evangelio, por lo menos del que conozco yo, el pentecostal. Porque digo de Papa Noel? porque estamos hablando de un Cristo que no demanda. Siempre lo que escribo intento pasarlo por mi vida primero, quiero decirles que yo era participante de esto. Como decía, un evangelio donde Cristo sana, Cristo te prospera, con Cristo podes lograr el sueño de la casa propia, del cero kilómetro y podes ser exitoso… Pero no se habla nada de lo que Dios nos demanda, o la reciprocidad, obviamente es imposible compensar lo que hace nuestro Dios con nosotros, pero es real que El nos pide determinadas cosas. Cuando el joven rico se acerca a Jesús, le pregunta que mas debía hacer para heredar la vida eterna, a lo que Jesús responde : los mandamientos sabes, aun te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoros en el cielo: y ven , sígueme. Lucas termina este relato diciendo:entonces él, oyendo esto, se puso muy triste, porque era muy rico.
Dos cosas vienen a mi mente cada vez que leo este pasaje: una, es que si yo hubiera estado
ahí, junto al Maestro, probablemente al lado de Juan, hubiera ido corriendo atrás del joven y le hubiera dicho: mira, el maestro hoy no tiene un buen día, ven con nosotros, y después te fijas si te gusta esto, quédate y prueba… Intentando bajar un poco el estándar de santidad, o el peso de la demanda.
El otro pensamiento que viene a mi cabeza es: los
evangelios, las cartas de Pablo, las de Juan y el resto de los libros, son puras enseñanzas del Reino, del amor, de como seguir una vida en Cristo, entre otros temas y nosotros no dejamos de hablar sobre prosperidad económica, sobre subir los escalones del “éxito“, sobre cumplir nuestros sueños (casi siempre de cosas materiales) es decir, toda la biblia se empeña en sacarnos del sistema de este mundo, del consumismo, del materialismo, del amor al dinero y al éxito, y en las iglesias no dejamos de hablar de esto…
Es por esto que lo llamo el
evangelio de Papa Noel, porque aunque no lo merezcamos el siempre trae regalos, nunca llegamos a ser tan crueles de no darle a un niño un regalo porque no se porto bien durante el año. siempre hay un presente debajo del árbol. aunque no hayamos hecho merito por esto. No quiero transmitir con esto a un Dios sin misericordia, que no se mal entienda.
hablo desde la
frustración de no haber obtenido nada de lo que me prometieron desde un púlpito, hablo con dolor, porque fui víctima de un este evangelio incompleto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s