Lo Mejor para el mundo vs. Lo Mejor para Dios.


Una historia para pensar…Se cuenta que en un pueblo lejano, el rey convoco a todos los jóvenes a una audiencia privada para darles un importante mensaje.  Muchos jóvenes asistieron y el rey les dijo: “Os voy a dar una semilla diferente a cada uno de vosotros, al cabo de 6 meses deberán traerme en una maceta la planta que haya crecido. La planta más bella ganará la mano de mi hija”. Y así se hizo, pero había un joven que plantó su semilla y esta no germinaba, mientras los demás jóvenes del reino no paraban de hablar y mostrar las hermosas plantas y flores que habían crecido en sus macetas.  A los seis meses todos los jóvenes desfilaban hacia el castillo con hermosísimas y exóticas plantas. El joven estaba demasiado triste pues, como su semilla nunca germinó, ni siquiera quería ir al palacio. La madre del joven le insistía a éste que acudiera, pues también había sido participante del reto.  Con la cabeza baja y muy avergonzado, desfiló en último lugar hacia el palacio con su maceta vacía en las manos.  Cuando los otros muchachos lo vieron estallaron en risas y burlas, causando un alboroto que sólo pudo ser interrumpido por el ingreso del rey, ante el cual todos hicieron reverencia.  El rey se paseó entre todas las macetas admirando cada una de las plantas. Finalizada la inspección hizo llamar a su hija y llamo de entre todos al joven que llevo su maceta vacía. Atónitos, todos esperaban la explicación de aquella acción. El rey dijo entonces: “Este es el nuevo heredero del trono y se casara con mi hija, pues a todos ustedes se les dio una semilla infértil, y todos trataron de engañarme plantando otras plantas; pero este joven tuvo el valor de presentarse y mostrar su maceta vacía, siendo sincero, real y valiente, cualidades que un futuro rey debe tener y que mi hija merece”.

Es mejor, como se ve, la sinceridad y la humildad que un montón de pretendidos alcances. Con la vida cristiana ocurre algo parecido: la fe no necesariamente produce resultados que puedan ser admirados por el mundo (aunque últimamente muchos falsos profetas afirman que Dios nos hará ricos para que el mundo quiera ser como nosotros). El mundo nunca entenderá por sus propios medios cómo es que los cristianos creemos que es mejor sufrir por Cristo que gozarnos en los deleites temporales de esta vida.  Pero los verdaderos discípulos del Señor sabemos que así es, y aún está escrito.

La Biblia: un mapa para llegar a Lo Mejor.

Les dejo más textos sobre ¨lo mejor¨.  Hay aún más, por lo que entiendo que un estudiante serio de la Biblia -y todo verdadero discípulo debería serlo- está capacitado para saber qué es lo mejor.

Pro 17:1  Mejor es un bocado seco, y en paz, que casa de contiendas llena de provisiones.

Pro 19:22  Contentamiento es a los hombres hacer misericordia; pero mejor es el pobre que el mentiroso.

Pro 21:9  Mejor es vivir en un rincón del terrado que con mujer rencillosa en casa espaciosa.

Pro 21:19  Mejor es morar en tierra desierta que con la mujer rencillosa e iracunda.

Pro 28:6  Mejor es el pobre que camina en su integridad, que el de perversos caminos y rico.

Ecl 4:9  Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.

Ecl 5:5  Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.

Ecl 7:2  Mejor es ir a la casa del luto que a la casa del banquete; porque aquello es el fin de todos los hombres, y el que vive lo pondrá en su corazón.

Ecl 7:3  Mejor es el pesar que la risa; porque con la tristeza del rostro se enmendará el corazón.

Ecl 7:8  Mejor es el fin del negocio que su principio; mejor es el sufrido de espíritu que el altivo de espíritu.

Ecl 9:16  Entonces dije yo: Mejor es la sabiduría que la fuerza, aunque la ciencia del pobre sea menospreciada, y no sean escuchadas sus palabras.

Mat 5:29  Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

1Co 7:9  pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando.

Fil 1:10  para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo.

Fil 1:23  Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor.

1Pe 3:17  Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal.

Así pues, de todo corazón y ahora que lo hemos entendido, te deseo lo mejor.

Creditos: Casa de Oracion

One comment

  1. Juan Carlos Valladares Sosa · marzo 5, 2014

    La verdad que el Hombre sin Dios, sin Cristo, sin El Espíritu Santo nunca va a decidir por lo bueno y se va acumplir lo que dice la Plabra que a lo bueno le dice malo, y a lo malo le dicen bueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s