Un método de evangelismo mejor que el de Jesús (Iglesia Emergente)


Tomado de Es Hora de ser Real (Episodio del  Dr. Sigmund)

Hoy en día somos tan listos y expertos en evangelismo que nos damos cuenta que el pobre Pedro era un pesimo evangelizador. Que va, el bruto no tenía ni idea. Un día estaba rodeado de judíos, era su oportunidad. Debía usar su mejor cara de sonriente animador televisivo e invitar a todos a una conferencia con cena show gratuita en el mejor hotel de Jerusalén y alli dejar que algún empresario o personaje famoso recién convertido cuente por unos 10 minutos los beneficios de recibir a Cristo. Pero no, el muy bestia, ahí, sin anestesia les dice: “Sepa toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien VOSOTROS crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo. Arrepentíos. Sed salvos de esta perversa generación” (Hech. 2). Uf, increible. Que va, el que no sabe, no sabe. Que oportundad desperdiciada.

Y hasta el mismo Señor nos sorprende un poco con una muestra muy básica y, hasta diría yo, un tanto infantil de evangelizar y ministrar. Un día, en la cúspide del éxito de su ministerio, una multitud le seguía. Era el momento perfecto para ampliar su visión; escribir algunos libros contando sobre el avivamiento que estaba produciendo; colgar en su pagina web videos mostrando imágenes de él ministrando a las multitudes; concientizar a la gente con la necesidad de ofrendar y diezmar para poder abrir nuevas obras; poner algunas iglesias por aquí y por allá; y comenzar a viajar por el mundo ministrando en cada congreso de prestigio o evento multitudinario que exista. Pero no. Increiblemente no. Comete un error. Tal vez tuvo un mal día, quizás una discusión con Pedro o algo así. No lo se. Pero la realidad es que se equivocó. Enfrenta a la multitud y le dice: “El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna” (Juan 6:54). Uyyyy, no Jesús. No. Cero en evangelismo de “acercamiento”. Muy mal. Si tienes un mal día no te lo descargues en la gente ¿si?. ¿Que es esto?, ¿una especie de canibalismo?, ¿como la gente va a comer su carne y beber su sangre?. Uf perdón, pero eso asusta. ¿No tenía un mensaje más positivo y de “acercamiento”?. Y la mejor prueba de que se equivocó es que “desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él” (Juan 6: 66). Y te digo, le podría haber salido más caro el error, porque casi se le van hasta sus discípulos más cercanos, porque no tuvo mejor idea el Señor que decirles: “¿Queréis acaso iros también voso- tros?”. Pero mira, yo creo que el Padre puso un par de ángeles tapándoles los oídos a los discípulos para que no escuchen porque sino ese día lo perdía todo, arruinaba todo su ministerio.

Sonríe, nuestro pastor te ama

Ya les digo, “confrontar” es una mala palabra hoy en día. La idea es ser los más simpaticos de la ciudad. Cuando la gente nos vea sonrientes como vendedor callejero nos querrá seguir.

Hay que olvidarse de todo eso de “No os unáis en yugo desigual con los incredulos; porque ¿que compañerismo tendrá la justicia con la injusticia? ¿Y que comunión la luz con las tinieblas? ¿Y que concordia Cristo con Belial? ¿O que parte el creyente con el incrédulo?” (2 Cor. 6:14,15) y mezclarse con todos. “Dialogar” con la Iglesia Catolica buscando “acercarnos” con las cosas que tenemos en común, sin “confrontar” ni “acusar” con todo esos detallitos de María la madre de Dios y coredentora, la adoración a las imágenes y los santos que no son otra cosa que demonios; ni menos tocar el tema de su corrupción o cruzadas e inquisiciones donde mataron a millones de personas. No. Nuestra visión es el “respeto” y “dialogo”. Es quedar bien con todo el mundo. Nunca, uy, como me cuesta decirlo, que feo, ay……nunca… confrontar.

¿Qué hacemos, lo arrancamos de la Biblia?

Pero perdón, ¿el Evangelio no era confrontación?. ¿No fue Jesús el que dijo:”No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disensión (división, conflicto, confrontación, aislamiento) al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra” (Mat. 10:34-38)?. ¿Quién dijo que la “confrontación” era mala?. El Evangelio nos “confronta”. Nos sacude. Nos divide. Nos “confronta” a tomar una decisión de vida o muerte. Nos “confronta” a enfrentarnos con nuestros pecados y a encontrarles una solución eterna que es la sangre de Cristo Jesús porque sino esos mismos pecados nos empujarán al mismo Infierno por la eternidad. Nos aisla del mundo indefectiblemente porque decía Pedro que a la gente de este mundo, una vez que nos entregamos a Jesús, “le parece cosa extraña que no corramos con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y nos ultrajan” (1 Ped. 4:4), nos critican, nos aislan, nos transformamos en bichos raros con vidas que ellos no pueden entender, y “ay” de nosotros si no nos sucede esto porque dijo Jesús que si “todos los hombres hablan bien” de nosotros es porque somos como “los falsos profetas” de antaño.

El Evangelio puro, no diluido, no adulterado, debe causar división, separación, confrontación, debe poner a unos de un lado y a otros del otro. Debe ser un mensaje tan radical que haga que el mundo nos aborrezca como lo aborrecieron a Jesús. El dijo: “Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo: pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, el mundo os aborrece. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán” (Juan 15:18-20). Y Pablo escribió: “Y también todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2 Tim. 3:12).

Por lo tanto, un Evangelio sin “confrontación”, sonará muy bonito, será muy efectivo para vender libros, hacer famosos a predicadores y pastores, y llenar de dinero a ciertos músicos, pero de Evangelio, el Evangelio único y verdadero, no tiene nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s